Castilla y León ha acordado con el Gobierno y el resto de las comunidades autónomas mantener la EBAU, con una modificación del calendario tanto ordinario como extraordinario.

Los Ministerios de Educación y Formación Profesional y de Universidades se han comprometido a organizar un grupo de trabajo, en el menor tiempo posible, con el objeto de buscar alternativas para que los estudiantes que se tengan que enfrentar a la EBAU este año no se vean perjudicados por la situación de estado de alarma.